Anexo 2- Contexto sobre el Convenio Marco de Relaciones

Anexo 2: Principios de la relación con el dueño: Convenio Marco de Relaciones

El Convenio Marco de Relaciones suscrito entre EPM y el Municipio de Medellín en el año 2007 recoge el objetivo común de estas dos entidades en cuanto a generar condiciones de gestión empresarial en EPM que posibiliten su sostenibilidad y su generación de valor para sus grupos de interés, pero muy especialmente que la hagan viable como una fuente de ingresos creciente y sostenible para la ciudad de Medellín.

Dentro de este Convenio se establecen las responsabilidades de actuación del Municipio de Medellín como propietario y de EPM, de manera que se compagine el interés del Municipio como entidad territorial propietaria, con el imperativo de crecimiento, rentabilidad y eficiencia que debe alentar la gestión de EPM, cualquiera sea su estrategia.

Es así como en este Convenio se determinan los principios de la relación propietario–empresa, que superan los condicionamientos legales que deben cumplir ambas entidades, pasando a autorregulaciones que limitan el ejercicio de la propiedad y la gestión empresarial, generando un sistema de contrapesos donde se establecen responsabilidades y autolimitaciones para cada parte, tal como se muestran de manera gráfica a continuación:

A manera de resumen, a continuación se presentan las principales obligaciones del Municipio de Medellín, representado por el Alcalde de la ciudad, en su rol de representante de la propiedad de la empresa:

  • Velar por el respeto a la autonomía administrativa y financiera de EPM.
  • Realizar una interlocución formal con EPM, ejerciendo los derechos de propiedad sobre la empresa solo a través de la participación en su Junta Directiva.
  • Nombrar miembros de Junta Directiva y Gerente General de las mejores calidades personales y profesionales, que cumplan con requisitos de idoneidad para estas designaciones.
  • Promover la continuidad del equipo gerencial de EPM en razón de los resultados de su gestión empresarial.
  • No participar en la gestión ordinaria de la empresa, explícitamente en procesos de contratación de personal o de bienes y servicios de EPM, no contenidos en las funciones de la Junta Directiva.

Por su parte, el Municipio de Medellín le exige a EPM su compromiso en el cumplimiento de las siguientes premisas en la gestión de esta empresa como patrimonio público de la ciudad:

  • Realizar una gestión eficiente y productiva de sus activos.
  • Acordar el plan de transferencias a su dueño, entregando de manera ordinaria al Municipio de Medellín el 30% de las utilidades generadas en cada periodo.
  • Utilizar los conductos legalmente establecidos para la comunicación empresa-propietario.
  • Generar congruencia entre sus planes de inversión y el Plan de Desarrollo Municipal.
  • Actuar siempre con transparencia, imparcialidad y objetividad.
  • Contratar una auditoría externa reconocida que certifique sus buenas prácticas financieras.

Acceso y comprabilidad

Calidad del agua

Clima laboral

Rendición pública de cuentas

Contratación responsable